En una reunión encabezada por el expresidente Leonel Fernández unos 42 diputados se declararon en sesión permanente a fin de evitar que se modifique la Constitución para la reelección del presidente Danilo Medina.

En un documento leído por Henry Merán establece que “alterar desde el Poder Ejecutivo las reglas básicas del orden constitucional, ha devenido en alteraciones de orden público, económico y político”.

“Entendemos que una reforma constitucional no puede ser concebida con la finalidad de beneficiar políticamente al gobernante de turno, por el contrario, cualquier reforma constitucional debe tener por finalidad fortalecer la institucionalidad democrática, ampliar los derechos ciudadanos y proteger los intereses de la sociedad”, expresan.

Merán refirió que desde el año pasado todas las encuestas de opinión pública confirman que la amplia mayoría de los dominicanos rechazan que se realice una reforma constitucional para elegir a un gobernante en particular.

“Los voceros de este aberrante despropósito han recibido un claro y contundente rechazo por parte de los diversos sectores de la sociedad y sus representantes autorizados, como la Iglesia católica y evangélica, instituciones de la sociedad civil, la mayoría de articulistas de opinión, los partidos políticos y sectores empresariales”, dijo Merán coordinador de ese bloque de diputados.

“Le informamos al país que denunciaremos de manera clara, precisa y contundente a cualquier legislador o legisladora que a través de mecanismos ilegítimos o maniobras fraudulentas vicie su consentimiento para apoyar o concitar apoyo a una reforma constitucional que atentaría contra la democracia e institucionalidad de la República Dominicana”, expresan. El encuentro se desarrolló en el Restaurante El Lago, en la capital y asistieron 35 diputados.