El presidente del consejo directivo del Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (Indotel), Nelson José Guillén, aseguró que “se hace impostergable asegurar el cumplimiento de las normas y que las infracciones vayan acompañadas de sanciones efectivas”.

De la misma forma, garantizó que, en su gestión, el Indotel seguirá siendo un espacio abierto al diálogo que escucha los puntos de vista de usuarios y prestadoras, que pone reglas claras y contribuye a que las telecomunicaciones sean un camino hacia el progreso, la productividad y el crecimiento.

Agregó que una democracia sólida y una economía de mercado descansan en la confianza de las personas en sus instituciones, así como en la convicción de que las reglas son correctas y que se cumplen, que haya un régimen de consecuencias.

Anunció que en los próximos meses fortalecerá el diálogo inter-sectorial con la participación de las asociaciones de usuarios del país, en coordinación con Pro Consumidor.

Asimismo, destacó que la institución está enfocada en la tarea de garantizar que las tecnologías lleguen a cada rincón del país y que, pronto, “la brecha digital no sea más que un recuerdo”.

“La cuarta revolución ya está entre nosotros”, recordó el presidente de Indotel, y para responder a ese desafío, el gobierno del presidente Medina “ha movilizado una gran cantidad de recursos humanos, financieros y tecnológicos”.

Guillén Bello destacó que el Indotel, como parte de su participación en la iniciativa República Digital, ha cumplido con la meta presidencial de instalación de puntos Wifi, no solo en la ciudad, sino también en 97 municipios y las 32 provincias del país, con 610 puntos Wifi a la fecha.

“La respuesta ha sido sorprendente. Hasta marzo de este año, un millón 243 mil personas tuvieron acceso gratuito a internet mediante estas redes”, enfatizó. Indicó que estas personas manejaron un tráfico de alrededor de 117 terabytes mensuales.